Cómo cuidar las plantas

Mostramos ahora una secuencia de ideas escenciales de como proteger las plantas, riégalo, la proporción de luz que debe recibir, la tierra que precisa y también incontables consejos a fin de que tu jardín esté lleno de salud y hermosura.

Aparte de los valores estéticos que las plantas tienen la posibilidad de dar al hogar, tienen varios provecho para la salud, y nuestro ambiente con decoración verde, lleno de vida y transpirable es impresionantemente bueno para nuestro cuerpo y cabeza.

Cómo cuidar las plantas

De qué forma escoger una planta

En el instante de consigue una planta, No tenemos la posibilidad de proceder a la florería a obtener el primero que deseamos. La primera cosa que debemos llevar a cabo, si deseamos que la planta sea feliz en nuestro hogar, es escoger una que reúna las condiciones correctas para vivir bien.

No puede conducir una planta de sombra en un espacio muy caluroso o no puede poner una planta de sol en un baño sin ventanas. Conque lo destacado es ver un segundo a tu alrededor y preguntarte: ¿qué planta es la correcta para mi casa? ¿Qué género de iluminación tengo? ¿Necesito una planta de agua o debo obtener un cactus? Todas y cada una estas cuestiones son básicas en el momento de ver qué género de plantas vamos a tener.

Las plantas son como los humanos y precisan cosas para vivir, pero con la diferencia de que no tienen la posibilidad de proveerlas por sí mismas por el hecho de que no tienen la posibilidad de desplazarse de un espacio a otro y bastante menos si las sacamos del sitio donde estaban. nacido. para llevarlos a otro lado ..

En el momento en que vayas a adquirirla, charla con el gerente de la tienda pues si la planta se ve bella y grande es por el hecho de que yo sé qué cuidados precisa esa planta y él va a poder decirte de qué manera llevarlo a cabo.

De qué manera proteger las plantas

Tienes plantas en la vivienda Es algo que a todas y cada una de las mujeres de todo el mundo les gusta mucho, pero muchas de nosotras no tenemos la posibilidad de dedicar el tiempo que precisan y terminamos muriendo.

Bueno, eso es un mito, nos vamos a explicar mejor. Una planta no es un bebé, no requiere estar apegada a ella todo el día regando y regando o hablándole para sostenerse hermosa y fuerte.

Además de esto, si está presto a gastar algo de dinero plus en las plantas de su hogar, puede obtener macetas capaces que logren regar su planta. Y en el momento en que se finalice el agua, avíseme cuándo es requisito rellenarla.

Si bien no está a nivel científico comprobado, es verdad que si le charlas o le cantas a una planta se regresa poco a poco más bonita, el fundamento aún no se conoce, pero lo que sí se conoce es que verdaderamente marcha. Ahora, se proponen ciertos avisos que le asistirán a proteger sus plantas.

Suelo para plantas

La tierra es la vivienda de la planta y por consiguiente una vivienda debe proveer las cosas primordiales a fin de que lo que vive en ella se expanda y sea feliz de la forma adecuada.

El agua es el conducto a través del que los alimentos que están en el suelo para la planta tienen la posibilidad de llegar hasta ella. Por supuesto, jamás observamos una planta que muerda la tierra, ni la tierra en la maceta se gasta por el hecho de que la planta se la come. Mucho más bien, con la asistencia del agua, «absorbe» los minerales de la tierra, transformándolos en alimento.

Esto se hace a través de los pelos que tiene en la raíz.

La tierra que ponemos en la maceta ha de estar correctamente lista y con los nutrientes precisos para lograr vivir bien. Conforme pasa el tiempo, ese suelo debe mudarse, puesto que la planta agotará todos y cada uno de los minerales que tiene dentro y empezará a secarse.

Además de esto, las macetas tienen que tener una abertura debajo a fin de que escape el exceso de agua, pues si no, se tienen la posibilidad de producir hongos que ocasionalmente matarán la planta. Otra cosa a tener en consideración son las bolas de gel que se adquieren en las tiendas y se inflan con agua. Dado a que la planta precisa agua, «succionará» el agua de estas pequeñas bolas.

De qué forma regar una planta

Exactamente la misma sin luz, una planta no puede vivir sin agua. A fin de que el agua llegue a las áreas internas de una planta, ha de ser transportada a la planta por los pelos de las raíces. Estos pelos se puede decir que son la lengua de la planta, que recopila todos y cada uno de los nutrientes que el suelo ha mezclado con el agua a fin de que, por su parte, esté bien hidratada y nutrida, y para hacer el desarrollo de fotosíntesis, indispensable para la vida. . vegetales.

Uno de los más importantes inconvenientes que disponemos en el momento en que regamos una planta es no ponerle agua, por el hecho de que es un desarrollo muy simple, sino más bien entender cuánta agua y con qué continuidad ponerla. La proporción de agua que tiene una planta es dependiente del género de planta, de las mejores maneras de ver si nos encontramos atravesando agua es viendo las hojas.

Si apreciamos que las hojas están enclenques es por el hecho de que les falta agua, conque debemos tirarle agua a intervalos menos del día, por servirnos de un ejemplo si la regamos de tres en tres, para tirarle agua todos y cada uno de los días y la mitad. Si por contra apreciamos que las hojas están negras o podridas es por exceso de agua, lo que significa que si regamos una vez cada tres días, debemos comenzar a llevarlo a cabo cada 5 o 6 días.

Además de esto, tienes que tener en consideración que el más destacable instante para regar las plantas es pasadas las 6 de la tarde, en tanto que si las riegas en el momento en que aún hace sol o hace bastante calor, medio agua se evaporará. Y si la planta está mojada y recibe el sol ardiente del mediodía, puede arder.

Cuánta luz debe recibir una planta

Si nos paramos a meditar un tanto en de qué manera las plantas emplean la luz, nos vamos a dar cuenta de que para ellas tener luz es como respirar, en verdad, respiramos el oxígeno que generan por medio de la fotosíntesis, donde el ingrediente primordial es la luz. La fotosíntesis, desarrollo en el que la planta genera los nutrientes que precisa para vivir, es un desarrollo químico en el que se precisan 2 elementos mágicos: agua y luz, con lo que no puede faltar ninguno de estos 2 elementos.

En el momento en que charlamos de luz, no hablamos de poner la planta bajo una lámpara o, por contra, de ponerla a plena luz del día (de 12:00 a 16:00), pues ninguna de estas 2 cosas marcha, si bien las dos son refulgente. Mucho más bien, tiene relación a tener una habitación bien alumbrada y aire limpio.

Muchas personas considera que si una planta está radiante, hay que ponerla en una ventana en el momento en que el sol está mucho más fuerte al mediodía y bueno … asimismo requerimos el sol y no de ahí que salimos a tomarla en el momento en que está peor y sin algún género de protección.

Colócalos adentro, pero en un espacio lumínico. Si de pronto empieza a ver que la planta medra considerablemente más veloz de lo común o se prolonga hacia los lados de una forma «extraña», probablemente necesite buscar la luz del sol.

Si tiene un jardín, intente situarlos en un espacio donde no reciban luz del sol directa.

Eche una ojeada a estas ideas y consejos:

jardín de piedra

Jardines modernos

De qué forma llevar a cabo un jardín ZEN

Facebookgorjeopinterest

Rate this post

Deja un comentario